Ningún jugador es mejor que su equipo

FS Cabezón 2-12 Laguna FS

Copiando esta frase de Alfredo Di Stefano, eso es lo que demostraron ayer los benjamines de Laguna FS en el polideportivo de Cabezón. Uno solo puede ser muy bueno, pero si no tiene a sus compañeros al lado, poco puede hacer y estos chicos demostraron ayer que al fútbol sala se juega en equipo, desde el portero hasta el último jugador que salta a la cancha.

Empezaron el partido a un ritmo endiablado, con una presión tan asfixiante que los jugadores rivales no sabían qué hacer, robaban balón y salían como flechas por todo los lados, paredes rapidísimas, en cuestión de tres pases estaban en la portería de un rival, que en ningún momento no supo cómo parar a estos chicos, que están en un momento dulce de la temporada. Después de conseguir en liga derrotar al líder, estos jugadores laguneros empiezan a demostrar el gran trabajo que llevan a cabo durante los entrenamientos y se les nota que cada vez les gusta más este deporte. Nos fuimos al descanso con un abultado 0-9 a nuestro favor, que pudieron ser más si hubiésemos estado acertados con la puerta rival. La segunda parte ya casi ni existió, con un Cabezón desmoralizado por la abultada derrota y con un Laguna FS que bajo mucho su ritmo, lo bueno de esta segunda parte fue que chicos que habían jugado poco como fueron Hugo Polo, Adrian y Alex pudieron disfrutar de algún minuto. Ahora a esperar el partido de vuelta, para conseguir llegar a semifinales de copa, que este año se celebrara en Municipal de Laguna de Duero el 6 de junio.