Lástima del último segundo

Laguna FS B 5-6 FS Cabezón

Por fin, después de unas semanas vagando por el desierto que supone jugar con equipos de 2º año, volvimos a ver a nuestro equipo B de la categoría benjamín dando la medida de lo que realmente, son, un grupo de jugadores que se buscan para hilar jugadas colectivamente con el fin de llegar lo más rápido posible al área rival sin que a este le dé tiempo a frenarlas. Esto sólo es posible cuando hay una solidez defensiva en la que todos ellos se involucran para salir a buscar la meta contraria como rayos, algo que se logró en la segunda parte de este vibrante encuentro. Esta es la buena noticia.

La mala es que, desgraciadamente, en la primera parte continuamos la dinámica mostrada en los últimos partidos y el FS Cabezón se puso 0-4 al término de la misma. Todo hacía presagiar que, una vez más, estábamos a merced del contrario porque no creíamos en nosotros mismos y acabaríamos con una goleada en contra. Sin mentalidad colectiva para frenar sus rápidos contraataques apoyados en la definición de su mejor jugador, el número diez, fueron cayendo los goles como jarras de agua fría sobre los nuestros hasta que se llegó al descanso. Sin embargo, el orgullo de los nuestros afloró y empezaron a meter el pie y a luchar cada balón sin importarles que el contrario fuera superior físicamente y ahí se vio de lo que son capaces, de empatar el partido a 5 goles faltando menos de 1 minuto para la finalización del encuentro. Lástima que, en el último segundo, un rebote le favoreciera al equipo visitante y no desaprovecharan la ocasión para ganar el partido porque, sinceramente, creo que un empate habría hecho justicia al gran esfuerzo realizado por los nuestros en la segunda parte.

Como en esta vida de todo se aprende, ya sabéis chicos, a salir enchufados desde el principio de los partidos y a conseguir una regularidad que os lleve al sitio que os merecéis en la clasificación.