Gran esfuerzo, pobre recompensa

CD Niara 4-3 Laguna FS

Reanudamos la competición con ganas y con confianza dado que los últimos resultados fueron positivos. Nos enfrentábamos a un equipo superior al nuestro según la clasificación, y esos retos nos gustan.

El partido comenzó igualado, sin un dominador claro, idas y vueltas sin profundidad ni ocasiones claras. En una contra del Niara, Saúl despeja el balón con la mala fortuna que el rechace se convierte en el 1-0. Este tanto nos puso algo nerviosos y alentó el animo del equipo contrario arropado por los gritos de animo del pabellón. Poco después en tiro lejano nos hicieron el 2-0. A partir de entonces el equipo lagunero se puso el mono de trabajo y demostró con juego que quería plantar batalla. Las ocasiones se sucedían con la misma facilidad que se fallaban, pero veíamos que era posible. Antes del descanso llego el 3-0 en un tiro inapelable de los amarillos.

La segunda parte fue nuestra de principio a fin, presionábamos arriba sin dejar respirar al equipo contrario y las ocasiones se sucedían una tras otra. Con una jugada por banda izquierda y pase al segundo palo, Álvaro convertía el 3-1 que nos reforzaba en lo que estábamos haciendo. Tres minutos más tarde fue el propio Iván el que convirtiera el 3-2 en jugada simétrica a la anterior, pues esta vez llegamos por banda derecha y finalizamos en izquierda. Casi sin tiempo de reacción para el equipo local en un saque de banda el balón le llega al Raúl que lo cruza por la escuadra del Niara. 3-3 y con los ánimos muy altos, nuestra afición era un polvorín de gritos jaleando “Laguna, Laguna” quedaban 8 minutos de juego intenso por parte visitante. Seguíamos teniendo ocasiones y no conseguíamos rematar. A falta de 40″ el equipo de Niara en un saque de banda nos hizo el 4-3 con la rodilla por toda la escuadra. Nada se pudo hacer ya salvo ser felicitados por el equipo contrario por el buen trabajo y el esfuerzo por parte del bloque que una vez más estuvo soberbio.