El año de la eclosión

Si hacemos una restrospectiva del año que está a punto de terminar, no nos queda más remedio que pensar que ha sido un buen año, desde mi punto de vista ha sido el año en el que ha comenzado a hacerse visible el buen trabajo de los años anteriores  en las categorías de menor edad y que ahora están dándo resultados sobre todo en las categorías alevín, infantil y cadete. Estos equipos y el Regional Femenino luchan por el liderato o bien lideran su categoría de forma provisional; no es tan boyante la posición del juvenil de División de Honor, que lucha por mantener la categoría a pesar de los esfuerzos de los jugadores que han cuajado encuentros de gran nivel. En categoría benjamín y prebenjamín es una gran alegría ver como el juego progresa temporada tras temporada, y aunque los resultados no siempre acompañan, los equipos forman grupos competitivos y en constante mejora. Las salidas al Campeonato de España, a Burela para los torneos de verano; al Campeonato de verano de Valladolid y al Torneo de la Juventud de Benavente, han proporcionado un contraste del juego de los equipos participantes con un resultado alentador.

En el aspecto organizativo, el aumento de los participantes en las escuelas de fútbol sala; los Campus de verano y como colofón el acuerdo con El Pozo de Murcia, como escuela colaboradora, abren nuevas perspectivas para nuestro club de cara al futuro. En resumen un buen año para todos los jugadores, colaboradores, directiva y todos aquellos que formamos parte de esta familia que es el Laguna FS.